Bruxismo: ¿Tu hijo rechina los dientes por la noche?

Índice de contenido
El bruxismo, o rechinar de dientes, es muy común en niños y adultos. Para algunos niños, este rechinar de dientes se limita a las horas del día, pero el rechinar de dientes durante la noche (durante el sueño) es más frecuente. El bruxismo puede conducir a una amplia gama de problemas dentales, según la frecuencia del comportamiento, la intensidad del rechinamiento y las causas subyacentes del rechinamiento. Una amplia gama de factores psicológicos, fisiológicos y físicos pueden llevar a los niños al bruxismo. En particular, se cree que la desalineación de la mandíbula (mala mordida), el estrés y la lesión cerebral traumática contribuyen al bruxismo, aunque el rechinamiento también puede ocurrir como efecto secundario de ciertos medicamentos.

¿Cuáles son algunos síntomas del bruxismo?

En general, los padres pueden escuchar un rechinamiento intenso, especialmente cuando ocurre durante la noche. Sin embargo, el apretar y rechinar sutilmente la mandíbula durante el día puede ser difícil de identificar. A menudo, los síntomas generales brindan pistas sobre si el niño tiene bruxismo o no, que incluyen:

  • Quejas frecuentes de dolor de cabeza.
  • Dientes y encías lesionadas.
  • Sonidos fuertes de rechinar o hacer clic.
  • Tensión o apretamiento rítmico de los músculos de la mandíbula.
  • Quejas inusuales de dolor en los músculos de la mandíbula, especialmente por la mañana.
  • Sensibilidad dental inusual a los alimentos fríos y calientes.

¿Cómo puede el bruxismo dañar los dientes de mi hijo?

El bruxismo se caracteriza por el roce del maxilar superior contra el maxilar inferior. Especialmente en los casos en los que hay un rechinamiento vigoroso, el niño puede experimentar molestias mandibulares, dolores de cabeza y dolor de oído de moderados a severos. Incluso si el niño no se da cuenta del bruxismo nocturno (y los padres no pueden escucharlo), el estado de los dientes proporciona pistas importantes a su dentista.

Si la causa es la desalineación de la mandíbula, el esmalte dental puede desgastarse en áreas específicas. Además, los niños con bruxismo son más susceptibles a dientes astillados, dolor facial, lesiones en las encías y sensibilidad a la temperatura. En casos extremos, el rechinamiento fuerte y frecuente puede conducir a la aparición temprana de un trastorno de la articulación temporomandibular (ATM).

bruxismo niños

Primero hacemos una limpieza dental, luego curetajes y por último una fase de mantenimiento.

Clinicas Dental Pardo

¿Qué causa el bruxismo?

El bruxismo puede ser causado por varios factores diferentes. Más comúnmente, la «mala mordida» o la desalineación de la mandíbula promueven el rechinamiento. Los dentistas pediátricos también notan que los niños tienden a bruxar con mayor frecuencia en respuesta a los factores estresantes de la vida. Si el niño está pasando por un período de exámenes particularmente estresante o se está mudando a una nueva escuela, por ejemplo, el bruxismo nocturno puede comenzar o intensificarse.

Los niños con ciertos trastornos del desarrollo y lesiones cerebrales pueden correr un riesgo particular de rechinar. En tales casos, su dentista pediátrico puede sugerir inyecciones de botulismo para calmar los músculos faciales o proporcionar una boquilla protectora durante la noche. Si el inicio del bruxismo es repentino, se deben evaluar los medicamentos actuales. Aunque el bruxismo es un efecto secundario raro de medicamentos específicos, es posible que sea necesario cambiar el medicamento en sí por una marca alternativa.

bruxismo niños

¿Cómo se trata el bruxismo?

El bruxismo cesa espontáneamente a la edad de trece años en la mayoría de los niños. Sin embargo, mientras tanto, el dentista controlará continuamente su efecto en los dientes del niño y puede proporcionar una estrategia de intervención.

En general, la causa del rechinamiento dicta el enfoque del tratamiento. Si los dientes del niño están muy desalineados, el dentista pediátrico puede tomar medidas para corregirlo. Algunas de las opciones disponibles incluyen: alterar la superficie de mordida de los dientes con coronas y comenzar el tratamiento oclusal.

Si el bruxismo parece exacerbarse por el estrés, el dentista puede recomendarle clases de relajación, terapia profesional o ejercicios especiales. El pediatra del niño también puede proporcionar relajantes musculares para aliviar la tensión mandibular y reducir los espasmos mandibulares.

En los casos en que los dientes jóvenes sufran un daño significativo, el dentista puede sugerir un aparato dental nocturno especializado, como un protector bucal nocturno. Los protectores bucales evitan que las superficies de los dientes se rocen entre sí y se parecen a una boquilla que una persona podría usar durante los deportes. Las férulas de mordida o placas de mordida cumplen la misma función y son casi universalmente exitosas en la prevención de daños por trituración.

En la Clínica Dental Raquel Pardo, nuestros dentistas de confianza en San Lorenzo de la Parrilla y Pedro Muñoz son expertos en tratamientos de salud dental. Para más información no dude en acudir a nuestras clínicas la Dra. Raquel Pardo estará encantada de ayudaros.

Si necesitas contactar con la Clínica Raquel Pardo:

Dentista en Mota del Cuervo – Dental Pardo:

Calle Mayor Baja, 2, 16630 Mota del Cuervo, Cuenca o puedes llamarnos al 967 18 08 36.

 

Dentista en San Lorenzo de la Parrilla- Dental Pardo:

Calle Sol, 20, 16770 San Lorenzo de la Parrilla, Cuenca o llamanos al 969 19 50 57.

¿Quieres empezar tu tratamiento?
Salud dental
Te podría interesar
Comparte con tus amigos
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en email
¿Necesitas ayuda?
Resolvemos tus dudas
tipos de caries